¿Cómo elegir al veterinario ideal para nuestra mascota?

A nuestros peludos no les gusta ir al veterinario. Tenemos que jalarles la correa o cargarlos para lograr que den un paso adentro del local. Y por si fuera poco, su gran sentido del olfato les informa que están llegando a “zona peligrosa”. Ir al veterinario es una actividad más o menos regular, incluso cuando estén sanos. Queremos a nuestra mascota y sabemos que el dolor que les provoca una inyección es necesario. ¿Cómo hacer que humanos y peludos estén más tranquilos?

veterinarian-577826_1280.jpg

  • Analiza la actitud del veterinario hacia tu peludo. En cuanto suben a Scampi a la mesa de exploración, el perrito se hace pipí. Su veterinaria continúa hablándole con voz suave y no comienza a revisar al perro hasta que está la mesa limpia y él un poco más calmado. El veterinario debe tener “Don de Perro y Gato”. Nunca debes sentir que te corre cuando el tiempo de consulta se ha alargado.
  • Mientras revisa a tu mascota, el veterinario deberá hacerte muchas preguntas para encontrar un diagnóstico más preciso. Somos la voz de nuestros peludos y debemos estar atentos si dejan de comer, están tristes e incluso, la consistencia de sus heces. En cierta ocasión llevé al veterinario a Gazpacho por diarrea, para que a su veterinaria entendiera la consistencia de sus heces, me enseñó unas imágenes para que eligiera la que más se parecía.
  • Si tu mascota requiere de una intervención mayor, el veterinario debe explicarte el procedimiento, los riesgos, solicitarte tu teléfono y asegurarse que has entendido lo que va a suceder.
  • En caso de emergencia, revisa si tiene teléfonos y está accesible las 24 horas.
  • En cuanto al lugar, asegúrate que el consultorio está limpio y ordenado. Si también da servicio de estética, ésta debe estar lejos del consultorio de revisión. Los animales enfermos no deben mezclarse con lo sano y todo el material utilizado debe ser nuevo (como jeringa o guantes) o desinfectado (termómetro o mesa de trabajo). En caso de las vacunas, debe mostrarte que no estén caducas.
  • Un buen veterinario sabrá recomendarte otros servicios para tu mascota como entrenamiento, guarderías y alimento. Y si es necesario, sabrá apoyarse en pruebas de laboratorio y radiografías para apoyar el diagnóstico.
  • Si necesitas un especialista, el veterinario deberá referirte a él. La mayoría de los veterinarios de la ciudad se especializa en perros y gatos. Si tienes iguanas, pájaros, cabras, gallinas, etcétera, tal vez el veterinario no te pueda ayudar. Así mismo ante enfermedades mayores, como cáncer u ortopedia, un buen veterinario conocerá sus limitaciones y deberá mandarlos con un especialista.
  • Asegúrate que lleve un expediente médico de cada mascota. Si tu perro o gato se enferma constantemente de algo, el veterinario sabrá cuándo y qué medicamento le proporcionó.

puppy-919213_1280.jpg

Ante todo, confía en tu instinto. Si tienes el presentimiento de que el veterinario te da información incompleta o no posee las habilidades suficientes para atender a tu mascota, busca a otro profesional. Nuestros peludos son parte de la familia y por lo tanto, debemos buscar que reciban el mejor trato posible. Busca a la persona ideal que pase de ser de un veterinario a SU veterinario.

Anuncios

Bonito gatito, pero algo mañosito

En nuestra página, uno de los temas que más solicitaron nuestros seguidores es hablar sobre los malos hábitos en los mininos, pues al igual que los perros, llegan a ser muy traviesos y astutos. En este post hablaremos de las principales mañas de nuestros mininos y cómo podemos prevenirlas.

Uñitas traviesas

Los gatos necesitan por instinto afilar sus uñas con frecuencia. Sin embargo, cuando están en casa, los muebles y/o cortinas son su primera opción. El afilar sus uñas también sirve para marcar su territorio.

TIP: Para evitar que tus muebles salgan perjudicados. Comprale un rascador, de preferencia uno donde pueda estirarse agusto para realizar esta actividad. Cuando lo adquieras, enseñaleselo a tu gato y con tu mano rascalo. Así el entenderá que es su zona de rascar.

El gran cazador me trajo otra sorpresita

A qué gato no le encanta salir a explorar y traer un lindo regalito para su amo. Los pájaros y/o ratones muertos son sus favoritos. Para los mininos es una muestra de afecto. Nos traen “comida” para asegurarse de que estaremos bien bajo su cuidado.

TIP: Agradece el regalo y tiralo cuando tu minino no te vea. Procura que tu minino deje estos regalitos fuera de casa para evitar sorpresas.

cat-1136361_1280

Gatito gusta chupar ropita

Si tu gato disfruta de morder y chupar ropa, especialmente que sea de lana y/o tus sábanas, OJO. Esta maña es un signo de alerta cuando tu minino necesita aumentar su nivel de fibra en su dieta (consulta con tu veterinario si es necesario hacerlo), también es señal de que tu minino está estresado; Este hábito se vuelve inconsciente cuando tu minino no tuvo mucho tiempo con su mamá.

TIP: Ofrecele croquetas o alimento que tenga alto contenido en fibra (consulta con tu veterinario antes) Cambia tu ropa por un juguete que le agrade. Jugar con tu minino también funciona, lo ayuda a relajarse. Si esto no sirve, manten tu ropa y blancos lejos del alcance de tu gato.

El gato se come mis plantas

Si tu palo de brasil, tu helecho  favorito, o cualquier planta de tu casa  está en el menú de tu gato puede ser un signo de falta de fibra en su dieta. Sonará extraño, pero los gatos llegan a comer pasto porque complementan vitaminas y minerales que su dieta carnívora no les aporta a su organismo. El pasto también ayuda a la expulsión de pelo tragado por su limpieza diaria. A falta de pasto, su opción son las plantas de la casa.

TIP: Si tienes jardín, saca a tu minino un rato para que sienta el pastito (procura no hacerlo si tu pasto recibio fertilizante o pesticida). También puedes darle croquetas o cereal de trigo para que tus plantas no salgan dañadas.

cat-1605131_1280

Se hace pipi en mis muebles

El sofá de diseñador acaba de ser decorado por tu minino. Dejando un color y aroma que no combinan con tu sala, oficina, recamara, etc. Esta es una manera en la que los gatos marcan su territorio y alejan a los intrusos de tu casa. Si tienes varios mininos en casa, es probable que se presente este hábito entre ellos.

TIP: Te recomendamos rociar eliminador de olores cuando limpies el área para que el olor y las bacterias de la orina no se queden en la zona afectada (visita nuestra página de facebook para conocerlo) o poner ya sea aluminio y/o plástico donde generalmente marca, para que le salpique de regreso.

TIP CORRECTIVO: Los gatos odian el agua. Cuando veas que tu gato hace algo que no te gusta. Dale un fuerte ¡NO! o rocia un poco de agua sobre él, para que entienda que eso no está bien.