El gato y el embarazo: el mito de la Toxoplasmosis

¿Vas a tener un bebé? ¡Felicidades! Ser mamá es una de las experiencias más hermosas y felices que una mujer puede vivir. Sin embargo, amigos y familiares podrán voltear a ver con malos ojos a tu gatito. Ése que te ha hecho compañía y te ha dado grandes momentos de felicidad. “Ten cuidado”, te dirán, “ese gato transmite enfermedades que dañarán al bebé mientras estás embarazada”. Relájate e infórmate. Dale un abrazo a tu felino.

De lo que están hablando es de la toxoplasmosis y es una leyenda urbana. La toxoplasmosis es una enfermedad infecciosa provocada por un parásito llamado Toxoplasma Gondii que se transmite de animales a humanos. Y tu gatito es un huésped para éste parásito. La forma en la que el parásito llega a tu peludo es al cazar y comerse sus presas naturales, como roedores o pájaros. El gato que se ha infectado incuba el bicho en 3 a 20 días y durante un mes, lo saca cuando defeca. Las heces, no el gato, son los que contienen los parásitos. Cuando las heces se quedan expuestas durante 24 a 48 horas para que sean infecciosas. Sólo si tocas esas heces con las manos o te las llevas a la boca quedarás infectada.

toxoplasmosis-relacion-gatos-embarazadas

Como puedes ver, para contagiarte y dañar al bebé que estás esperando por el excremento de tu gatito, existen muchos pasos. No te contagias por acariciarlo o abrazarlo. O si te lame y se encima en tu cuerpo. Por eso, debes asegurarte que:

  • Tu gato esté esterilizado (para que no ande de vago) y tenga una dieta saludable, balanceada y proporcionada únicamente por ti.
  • Recoge las heces en cuanto el gato excrete. No dejes pasar ni un día.
  • Recoge las heces con guantes o una palita.
  • No toques las heces y te chupes los dedos.

Es importante que tomes en cuenta que la toxoplasmosis apenas y produce síntomas. La mayoría de los contagios se confunden con una gripe. Pudiste haber estado contagiada con anterioridad y ahora ser inmune. Para eso, existe un examen que puedes aplicarte si estás considerando embarazarte.

Si nunca has tenido toxoplasmosis, puedes contagiarte y no sólo tocando las heces de un gato infectado. Otro método de contagio es al comer carne cruda (o mal cocida) de vacas o puercos que también han sido infectados. Ellos no eliminan el agente infeccioso por las heces, sino se queda en su cuerpo. Por eso es importante que no consumas carne cruda. Por eso, durante tu embarazo embutidos, jamón serrano, chorizo, sushi, carne tártara, etcétera.

30873_396551329686_766664686_3822902_359933_n.jpg

En especial durante el embarazo, es importante llevar un plan de alimentación adecuado y reducir el riesgo de contagiarse.  Consulta a tu médico; él te orientará.

Los gatos protegen tu hogar y te proporcionan amor durante tu embarazo. Posiblemente les guste recargarse en tu barriga mientras crece y ronronear. Sabrá que se aproxima algo importante y le encantará compartirlo contigo.

Si tienes dudas, pregunta a tu ginecólogo y a tu veterinario. Ellos sabrán guiarte.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s